Hepatitis C

updated 1 año ago in El VIH y las ITS

Este posteo también está disponible en:

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección del hígado causada por un virus, que puede afectar a cualquier persona.

Las hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C afectan el hígado, pero son infecciones diferentes con causas distintas.

¿Cómo se contrae la hepatitis C?

La hepatitis C puede propagarse cuando la sangre de una persona con hepatitis C entra en el torrente sanguíneo de otra persona. La hepatitis C también puede propagarse a través de las relaciones sexuales sin condón. Esto puede incluir:

  • sexo vaginal, por el agujero delantero o anal (activo o pasivo) sin condón
  • compartir cepillos de dientes, máquinas de afeitar, equipo de inyección y de tatuaje o perforación corporal
  • contacto sexual con alguien que tenga úlceras en la boca, llagas/heridas abiertas o encías sangrantes

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis C?

Algunos chicos no tendrán ningún síntomas en absoluto.

No hay un tiempo típico para que aparezcan los síntomas después de la exposición. Los síntomas pueden incluir:

  • síntomas leves parecidos a los de la gripe, que pueden incluir fiebre
  • cansancio o debilidad constantes
  • náuseas y vómitos
  • pérdida de apetito
  • dolor abdominal, a menudo en el lado derecho bajo las costillas
  • dolor articular y muscular
  • piel y ojos amarillos (esto suele llamarse ictericia)
  • orina oscura
  • heces (mierda) pálidas

¿Cómo me hago la prueba de la hepatitis C?

La prueba de la hepatitis C consiste en un análisis de sangre.

Las pruebas de la hepatitis C tienen un período de ventana de tres meses. Esto significa que la hepatitis C puede no aparecer en una prueba si estuviste expuesto en los últimos tres meses.

Puedes hacerte la prueba con tu médico o en una clínica de salud sexual.

¿Cómo se trata la hepatitis C?

La hepatitis C requiere tratamiento médico. No desaparecerá por sí sola.

La hepatitis C se trata con un curso de medicación de 12 semanas, que tu médico te recetará.

Ponte en contacto con tus anteriores parejas sexuales para informarles que pueden haber estado expuestos a la hepatitis C y que deben hacerse la prueba.

Después de tratar la hepatitis C, puedes volver a contraer la hepatitis C en el futuro.

¿Cuáles son las mejores formas de prevenir la hepatitis C?

No hay vacuna para la hepatitis C.

Los condones protegen contra la hepatitis C.

Además de los condones, una buena higiene ayuda a proteger contra la hepatitis C:

  • Utiliza guantes para el fisting o para los juegos de culo intensos
  • Evita compartir los juguetes sexuales y esterilízalos bien después de usarlos
  • Evita compartir equipo de inyección y de tatuaje o de perforación corporal
  • Evita compartir objetos personales como cepillos de dientes y máquinas de afeitar

Una de las mejores maneras de ayudar a detener la propagación de la hepatitis C y otras ITS es hacerse pruebas regularmente y recibir tratamiento de ser necesario.