Viruela del mono en Australia

Por Emen8, updated 9 meses ago in Salud / Salud sexual

Este posteo también está disponible en:

La viruela del mono (también conocida como viruela símica, MPOX, MPX o MPXV) es una infección viral que puede afectar a cualquier persona. El virus puede provocar malestar y pueden aparecer lesiones, llagas o sarpullidos dolorosos. Aunque en Australia se están produciendo transmisiones locales del virus, existen formas de mantenerse a salvo. Aquí compartimos una guía sobre los síntomas, la transmisión, la vacunación y la prevención de la viruela del mono.

En este artículo:

Puntos clave de la viruela del mono

  • La viruela del mono es una infección viral que se transmite por contacto directo y puede afectar a cualquier persona.
  • El virus puede provocar malestar y pueden aparecer lesiones, llagas o sarpullidos dolorosos.
  • La mayoría de las personas se recuperan en pocas semanas sin necesidad de tratamiento.
  • La vacunación es la mejor manera de protegerse y de proteger a los demás (este recurso solo está disponible en inglés).
  • Los viajeros internacionales deben ser conscientes de los síntomas y mantenerse al tanto de los consejos sanitarios locales.
  • Se recomienda estar atento a la aparición de síntomas, como sarpullidos o lesiones (este recurso solo está disponible en inglés).
  • Si crees que tienes viruela del mono, aíslate y llama a un médico o a un centro de salud sexual antes de acudir.
  • Conserva los datos de contacto de sus parejas sexuales para facilitar el rastreo de contactos.

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono (también conocida como viruela símica, MPOX, MPX o MPXV) es una infección viral que puede afectar a cualquier persona. Puede provocar malestar y pueden aparecer lesiones, llagas o sarpullidos dolorosos. El virus suele desaparecer sin necesidad de tratamiento.

La viruela del mono se transmite de persona a persona a través del contacto con lesiones o costras en la piel, fluidos corporales, o ropa de cama y prendas de vestir contaminadas.

La mayor parte de la transmisión local se produce a través del contacto sexual íntimo entre personas, especialmente entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. La vacunación es la mejor manera de protegerte y de proteger a los demás (este recurso solo está disponible en inglés). Encuentra tu centro de vacunación contra la viruela del mono más cercano en nuestro mapa interactivo.

Drag queen feels confident after getting monkeypox vaccine

¿Cuál es la situación actual de la viruela del mono en Australia?

Desde mayo de 2022, se han producido al menos 150 casos de viruela del mono en Australia. El número de casos alcanzó su máximo en septiembre de 2022; sin embargo, el virus sigue circulando y reapareciendo.

Aunque muchos casos se dan entre viajeros internacionales que regresan al país, en Australia también se están registrando casos de transmisión local. Se recomienda que todas las personas, con o sin antecedentes de viajes internacionales, estén atentas a los síntomas de la viruela del mono (este recurso solo está disponible en inglés).

Se sabe que la vacunación ayuda a detener los brotes de viruela del mono (este recurso solo está disponible en inglés). La vacuna tarda al menos seis semanas en proporcionar su máxima protección, por lo que ¡te recomendamos que reserves su vacuna gratuita ya!

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

La viruela del mono puede incluir síntomas parecidos a los de la gripe, como ganglios linfáticos inflamados, fiebre, dolor de cabeza y fatiga, además de sarpullidos, lesiones o llagas. Las personas pueden presentar todos o solo algunos de estos síntomas, desde un malestar leve a un malestar grave, acompañado de dolor que requiere atención médica.

Los sarpullidos, las lesiones o las llagas pueden aparecer en zonas difíciles de ver, como alrededor de los genitales, alrededor o dentro del trasero (zonas anal y rectal), en la boca o la garganta. También pueden aparecer en la cara, las palmas de las manos, los brazos, el pecho, la espalda y las piernas.

El aspecto de los sarpullidos, las lesiones o las llagas puede variar de una persona a otra. Incluso pueden parecerse a granos o ampollas, o confundirse con los síntomas de herpes o sífilis.

“La viruela del mono puede incluir síntomas parecidos a los de la gripe, como ganglios linfáticos inflamados, fiebre, dolor de cabeza y fatiga, además de sarpullidos, lesiones o llagas.”

Los síntomas suelen comenzar una o dos semanas después de la exposición. Pueden aparecer en unos pocos días o en un periodo extenso, de hasta 21 días.

Por lo general, las personas con viruela del mono presentan sarpullidos o lesiones. Algunas pueden presentar llagas antes de desarrollar síntomas gripales. Otras pueden no desarrollar ningún síntoma similar a la gripe.

Las personas infectadas por el VIH que no reciben tratamiento pueden experimentar síntomas más graves o prolongados.

¿Cómo se transmite la viruela del mono?

La viruela del mono se transmite a través del contacto físico estrecho con alguien que tenga el virus. Esto incluye el contacto cercano con:

  • Sarpullidos, lesiones o llagas en cualquier parte del cuerpo;
  • Líquidos corporales (como pus o sangre por lesiones);
  • Costras;
  • Úlceras, lesiones o llagas ocultas en la boca, la garganta o el interior del trasero (zona rectal); y
  • Ropa, sábanas, toallas u objetos de una persona que tenga viruela del mono.

El virus también puede transmitirse a través de los besos o la inhalación de gotitas procedentes de la tos o los estornudos.

“La vacunación es la mejor manera de protegerse y de proteger a los demás.”

Hasta hace poco, la viruela del mono no se consideraba una infección de transmisión sexual (ITS). Sin embargo, las pruebas del actual brote mundial indican que se propaga principalmente por contacto sexual.

No se sabe cuánto tiempo permanece el virus en el semen. Por ello, para proteger a los demás, se aconseja a las personas que se han recuperado de la viruela del mono que utilicen condón para cualquier actividad sexual, incluido el sexo oral, durante las 12 semanas posteriores a la recuperación (este recurso solo está disponible en inglés).

Vacunación contra la viruela del mono

Ya está en marcha un programa nacional de vacunación contra la viruela del mono. La vacuna se recomienda para:

  • Hombres sexualmente activos con otros hombres que tienen múltiples parejas sexuales, que utilizan aplicaciones para conocer gente o que acuden a clubes para la actividad sexual grupal, fiestas sexuales o beats (lugares públicos de encuentros sexuales entre hombres).
  • Personas que tienen relaciones sexuales con hombres gay o bisexuales (incluidas mujeres cis o trans o personas no binarias).

La vacuna contra la viruela del mono es gratuita para todas las personas con o sin Medicare (seguro médico del gobierno) que cumplan los requisitos. Si tienes Medicare, debes llevar tu tarjeta de Medicare a la cita.

La vacuna JYNNEOS® es segura, eficaz y gratuita para las personas que cumplan los requisitos (este recurso solo está disponible en inglés). También es adecuada para las personas que viven con VIH y las que tienen el sistema inmunitario debilitado.

Una dosis de la vacuna ayudará a protegerte de la viruela del mono. La vacuna tarda dos semanas en brindar protección. Sin embargo, la máxima protección se produce alrededor de dos semanas después de la segunda dosis.

“Una dosis de la vacuna ayudará a protegerte de la viruela del mono. La vacuna tarda dos semanas en brindar protección.”

La vacuna es más eficaz si se administra antes de la exposición a la viruela del mono. No obstante, si has estado en contacto directo con una persona con viruela del mono, vacúnate lo antes que puedas y, de ser posible, dentro de los 14 días de la exposición para reducir la gravedad de los síntomas.

Viruela del mono y VIH

Las personas que viven con VIH que siguen un tratamiento eficaz contra este virus no corren mayor riesgo de contraer la viruela del mono que las personas VIH negativas. Sin embargo, las personas que viven con VIH que no siguen un tratamiento eficaz contra el VIH y tienen un sistema inmunitario debilitado pueden experimentar síntomas de la viruela del mono más graves o prolongados (este recurso solo está disponible en inglés).

Aunque las pruebas sobre la viruela del mono en personas que tienen el VIH son limitadas, se les recomienda que sigan los mismos consejos que la población general. Si tienes alguna duda, contacta tu especialista en tratamiento del VIH o la organización local de lucha contra el VIH.

¿Existe un tratamiento para la viruela del mono?

La mayoría de las personas que contraen la viruela del mono tienen una enfermedad leve y se recuperan en pocas semanas sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar dolores que van de leves a intensos, lo que puede requerir atención médica.

Existen medicamentos antivirales que pueden ayudar a tratar a las personas con enfermedades graves, por ejemplo, aquellas con el sistema inmunitario debilitado.

Acude a tu médico o centro de salud sexual para más información.

Reduce el riesgo: sexo y viruela del mono

Mientras la viruela del mono se propaga, presta atención a los síntomas que aparezcan antes, durante y después de las relaciones sexuales. Revisa tu cuerpo para ver si tienes signos físicos visibles antes de encontrarte con alguien. Si observas alguno, contacta tu profesional de la salud sexual.

Acostúmbrate a intercambiar información de contacto con tus parejas sexuales. Esto ayudará a rastrear a los contactos.

Hasta que hayas recibido todas las dosis de la vacuna, te recomendamos limitar el número de parejas sexuales o establecer una burbuja de parejas sexuales frecuentes. Cuantas menos parejas íntimas tengas, menos serán las probabilidades de contraer la viruela del mono.

Ten en cuenta estas estrategias para reducir el riesgo:

  • Tener sexo virtual por teléfono o con una cámara web (este recurso solo está disponible en inglés).
  • Masturbarse juntos sin tocarse la piel ni los fluidos corporales.
  • Limitar al máximo el contacto piel con piel dejándose la ropa puesta.
  • Evitar los besos.
  • Evitar compartir objetos personales, juguetes sexuales o ropa fetichista.
  • Practicar una buena higiene antes y después del sexo.

Es posible que los condones para el sexo anal y oral no te protejan de la viruela del mono. Sin embargo, el uso de condón durante las relaciones sexuales puede ayudar a evitar lesiones dolorosas alrededor y dentro del trasero (zona anal y rectal), la boca y la garganta.

¿Viajas o vuelves del extranjero?

Si has viajado al extranjero de manera reciente, en especial al Oriente y Sudeste Asiático, minimiza tus parejas sexuales y estate atento a la aparición de síntomas durante 21 días.

Si planeas viajar al extranjero, infórmese y mantente al tanto de los acontecimientos. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Asegúrate de haber recibido todas las dosis de la vacuna, preferiblemente seis semanas antes del viaje.
  • Si tienes pensado asistir a saunas o fiestas sexuales, hazlo con cuidado.
  • Visita smartraveller.gov.au para obtener consejos actualizados sobre viajes (este recurso solo está disponible en inglés).

¿Te has expuesto a la viruela del mono o presentas síntomas?

Si te has expuesto a la viruela del mono, actúa con rapidez: vacúnate en un plazo de cuatro días para reducir la posibilidad de presentar síntomas. Vacunarse entre 4 y 14 días después de la exposición puede ayudar a disminuir la gravedad de los síntomas (este recurso solo está disponible en inglés).

“Si te has expuesto a la viruela del mono, actúa con rapidez: vacúnate en un plazo de cuatro días para reducir la posibilidad de presentar síntomas.”

Si presentas síntomas:

  • Evita el contacto con otras personas y busca atención médica de forma inmediata.
  • Llama por teléfono a tu médico o centro de salud sexual local antes de cualquier visita.

Más información

Encuentre información sobre la viruela del mono en su estado o territorio: